Alimentos comunes que alargan la vida

Más allá de hábitos comprobados para mejorar la salud, la calidad de vida —y por ende nuestra vitalidad y años de vida— como el hecho de descansar y tomar siestas prolongadas o realizar al menos dos horas de ejercicio diario, el popular lema que reza “somos lo que comemos” resulta clave en caso de que queramos, aunque sea, intentar alcanzar los 100 años de edad.

Además de prevenir enfermedades cardiovasculares, en la piel y en otras zonas del cuerpo, existen ciertos alimentos que debido a sus propiedades y nutrientes, literalmente alargan nuestro tiempo de vida con solo consumirlos. Y es que lejos de ser misteriosos u ostentosos, son comunes y pueden conseguirse prácticamente en cualquier mercado común, por lo que ni siquiera es necesario trasladarse a lugares recónditos ni comenzar a ingerir cosas que no hayamos probado antes.

Eso sí, es de suma importancia que al momento de elegirlos y utilizarlos en recetas, se utilicen de manera saludable y balanceada, pues de nada sirve, por ejemplo, consumir cebolla en altas cantidades si se la va a enharinar para posteriormente freírla en aceite.

Aceitunas y aceite de oliva

Tanto las aceitunas como el aceite de oliva, además de ser productos naturales, entre sus propiedades destacan el hecho de que ayudan a reducir la presión sanguínea y regulan la grasa que hay en la sangre.

Además aportan al cuerpo vitamina E, la cual ayuda a prevenir imperfecciones e infecciones en la piel.

Por si fuera poco el aceite de oliva es un alimento versátil que puede utilizarse en múltiples recetas como ensaladas, vegetales, carnes, pescados, papas, salsas e incluso platos de pasta. En el caso de las aceitunas son bastante populares debido a la amplia gama de rellenos que pueden tener dentro de sí.

Ajo y cebolla

Conocidos por ser alimentos fundamentales en dietas de todas partes del mundo, el ajo y la cebolla tienen la facultad de servir como antibióticos naturales, y al igual que el aceite de oliva, ayudan a limpiar la sangre, las mucosidades y también ayudan a balancear los valores sanguíneos.

Ambos pueden utilizarse para preparar guisos, salsas o bien como base para carnes, pollo, pescado e incluso ensaladas (especialmente en el caso de las cebollas).

Jamón curado

A pesar de que tienen fama de ser embutidos no recomendables para una dieta saludable, el jamón aporta grasas saludables para el cuerpo, refuerzan la masa muscular y aportan zinc, hierro y potasio, necesarios para mantener el organismo trabajando a tope y tener defensas altas.

Eso sí, tampoco se lo debe consumir en altas cantidades; al contrario se debe comer con moderación.

Limón

Entre los múltiples efectos positivos que tiene el limón para gozar de buena salud está el hecho de que previene la aparición de células cancerígenas. Además ayuda a limpiar el cuerpo pues combate hongos y bacterias que pueden ser peligrosas para el organismo.

Y al igual que los alimentos anteriormente mencionados es de usos múltiples debido a que se lo puede consumir como bebida (limonada) o se lo puede usar para hacer vinagretas, macerar carnes y pescados o como ingrediente para salsas.

Agregar Comentario